La música siempre ha desempeñado un papel importante en el aprendizaje y la cultura, pudiendo llegar a influir en costumbres y emociones. En muchas ocasiones la música forma parte de la tradición de un país o de una región, ya que la música constituye un entramado complejo de sentidos; opera en las prácticas culturales de los jóvenes como elemento socializador y al mismo tiempo diferenciador de estatus o rol.

Los adolescentes son los más propensos a ser influenciados por los nuevos estilos musicales, ya que se sabe que los jóvenes construyen su identidad con el vestuario, el peinado, el lenguaje, y la música.

El lenguaje en la historia de las canciones marcan su diario vivir, pues es el lenguaje utilizado por ellos, teniendo en cuenta que estos grandes fenómenos musicales vienen de los estratos bajos y en la medida que se le pueda colocar corbata, se pueda vestir mejor, va subiendo de estrato creando locura, pasión pero sobre todo convicción por un género que cada vez tiene más futuro.

La música popular se constituye como un género influenciador ya que cada día crece más este fenómeno musical en los jóvenes, pues finalmente es un reflejo de lo que es la sociedad, por su expansión y rentabilidad este género cada vez coge más fuerza en las nuevas generaciones y en el mundo en materia musical.

 

Tomado de olimpicastereo.com.co

 

 

Descargar nuestra App