En una época de su vida, Farid Ortiz trabajó en Telecom como mensajero, en ese tiempo, se ganó una beca para estudiar medicina, pero él sabía que su don era la música y prefirió inclinarse a ello.

Cuando obtuvo algo de dinero, cogió el camino de las mujeres, las drogas y el alcohol. “cómo me gustó tanto, yo dije: vamos a hacerlo cada 15 días, pero que va, eso es un vicio de ansiedad… eso es lo peor que puede existir para una persona” cuenta.

Asegura que lo más duro de todo era verse mal vestido y con mala imagen. “cuando yo salía en esas escenas, me miraba la cara en un espejo y decía ¡Que tristeza!… como llego yo a donde mi familia con ese olor”.

También cuenta que muchos se aprovecharon de su debilidad, pues en su mejor momento musical, no llevaba una contabilidad en su empresa, sólo pensaba en consumir drogas, mujeres y alcohol.

Tiempo después entró en un grave estado de salud, lo que hizo que realizara una promesa, salir de esa mala vida a cambio de su mejoría; y así sucedió, dejando atrás esos duros momentos que pasó.

Descargar nuestra App