‘Humildad’ esa es la herencia que Luisito Muñoz recibió de su padre y que le dejará a su hijo.

Para triunfar en la música se necesita paciencia y mucha perseverancia, eso lo sabe Luisito Muñoz que no la vio fácil para alcanzar sus sueños y hoy poder ser uno de los más reconocidos intérpretes de música popular en Colombia. En el camino a la fama construyó una familia y es consciente de que debe darles el mejor ejemplo, por eso Luisito Muñoz asegura que la herencia que le da a su hijo Pyem, quien se ha dedicado a la música como cantante de reggaetón, es que nunca pierda la humildad – “Debe ser pausado, respire tranquilo y nunca olvide de dónde viene, la humildad ante todo”.

En su juventud en Quinchia, Risaralda junto a su familia, Luisito Muñoz vio trabajar en el campo con dedicación y disciplina a su padre Gildardo Muñoz, poniéndole amor a lo que hacía; esa fue la enseñanza que más le quedó para la vida y es lo que Luisito busca que su hijo vea en él.

Un buen padre da un buen hijo, eso es lo que don Gildardo nos muestra con Luisito Muñoz y ahora vemos con Pyem, una generación de hombres luchadores, trabajadores que a pesar de los logros siempre conservan la humildad.

 

Tomado de olimpicastereo.com.co

 

 

Descargar nuestra App