Con anécdotas de su vida recordamos a Juan Gabriel un año después de su partida

Juan Gabriel
Foto: GettyImages

A Juan Gabriel lo hemos llorado y seguimos cantando sus canciones, ahora solo podemos recordarlo y compartir su música con las generaciones por venir, al cumplirse un año de su fallecimiento, recopilamos algunas anécdotas y datos que pocos conocieron del divo.

*Amor Eterno, una de las canciones más icónicas del artista se dice que la compuso para su fallecida madre, sin embargo una de sus más cercanas amigas, la cantante Dulce, dijo que la canción no fue dedicada a la madre del artista por la pésima relación que tuvieron en vida aun cuando él intentó que no fuese así, dice la cantante que Juan Gabriel le confesó que la canción se refiere a la madre que le hubiese gustado tener y la clase de relación que no pudo lograr con ella.

*Viña del mar, el festival de música de mayor reconocimiento en sur América, tuvo como invitado a Juan Gabriel el 14 de febrero de 1996, el divo dio uno de los shows más memorables en la historia del Festival de Viña y perpetuó una relación con Chile que lo convirtió en divinidad popular. Su presentación duró 220 minutos de una locura que nunca se ha vuelto a igualar.

*´Juan Gabriel nació en Venezuela’, no se equivoquen Alberto Aguilar fue mexicano total, pero fue presentado por primera vez con su seudónimo ´Juan Gabriel’ en Venezuela, a finales de 1971, donde sus canciones “No tengo dinero”, “Me he quedado solo”, “La más querida” y “Por las mañanas” eran un éxito.

*Como compositor Juan Gabriel comenzó desde los 13 años y no dejó de crear obras musicales por cuatro décadas, hoy se conoce que sus éxitos sobrepasan las mil 800 canciones logrando ser incluido en el libro de los Record Guiness.

*Paulina Rubio fue cercana a Juan Gabriel durante toda su vida por la amistad que unía al divo con la madre de Paulina, ella lo apreciaba tanto que lo hizo testigo de su primer matrimonio y en una entrevista contó esta anécdota de su presencia en la boda: “El día de mi boda sabía que iba a venir al banquete porque era uno de mis invitados de honor y además uno de mis testigos. Entonces nos sentamos todos a la mesa y al rato alguien me dijo: ‘Tenemos una sorpresa para ti’, y de repente todo un grupo de mariachis entraron en el salón. Se suponía que iba a sonar música clásica toda la noche porque era una boda en la que estaríamos sentados. Pero no, Juan Gabriel apareció con 35 músicos y estuvo cantando durante tres horas”.

Descargar nuestra App